Boda en El Raposo

Actualizado: 13 de abr de 2019



Hasta tierras cercanas a Zafra nos fuimos para inmortalizar el día de María y Rubén, un día lleno de ilusión y emoción, en un entorno único como es el balneario de El Raposo

Desde primera hora de la mañana comenzamos con los preparativos, e inspeccionando todos los alrededores del balneario. Ambos se vistieron con sus familiares allí.

Mientras Silvia Guirasco maquillaba y peinaba a María, Ikebana flor ponían a punto el jardín para la ceremonia, un entorno magnifico entre setos y eucaliptos, con multitud de laberintos por los que pasear sin llegar a perderse.

A medida que la mañana avanzaba, llegó el momento de terminar de prepararse, María se puso su precioso vestido de novia de La Suite Room y Rubén un elegante traje de Gentleman Don Benito.

Ya en la ceremonia, vivimos momentos realmente "únicos e irrepetibles", hubo miradas, lágrimas, risas y buena música.

Antes de marcharnos al buffet, aprovechamos los bonitos jardines para pasar un rato a solas con los recién casados y captar esos primeros instantes con la emoción del momento todavía latente.

Sin robarles mucho tiempo volvimos con los invitados y familiares, pausada y cómodamente fuimos realizando las fotografías de grupo y tomando algunas instantáneas naturales de los invitados y detalles.

Al finalizar el buffet y antes de pasar a la comida, nos volvimos a escapar a una arboleda cercana para complementar un poquito más el reportaje, fueron tan solo 10 minutos pero fueron intensos.

De vuelta en el salón, todo fue transcurriendo hasta llegado el baile nupcial, dando paso a la barra libre mientras entraba la noche.

Ya para despedirnos y aprovechar las luces de la noche volvimos a "secuestrar" a nuestra pareja para realizar algunas de las imágenes que más nos caracterizan.